Cincoxcinco: Ana Vega

Acaba de editar un nuevo poemario Al xeito del tambor (Trabe, 2013), en el que utiliza como lengua de expresión el gallego-asturiano o fala, una lengua que ya había utilizado cuando protagonizó el documental “Eu soi quen fun” (Dir. Melania Fraga,2012), que ahora lleva a su máxima expresión y musicalidad en estos versos. Ana Vega (Oviedo, 1977) es una de las voces más interesantes de la joven poesía asturiana, dueña de un estilo propio, expresivo e intenso, que podemos encontrar y disfrutar en sus poemas recogidos numerosas antologías y en los que recogen sus poemarios: Breve testimonio de una mirada (Amargord,2009), Realidad Paralela (Groenlandia, ed. Digital), La edad de los lagartos (Origami, 2011), Llanquihue (Huerga & Fierro, 2012) y Herrumbre (Groenlandia, 2012), reconocidos con el Accésit del XXVI Premio Nacional de Poesía “Hernán Esquío” 2008 o el Premio de la Crítica de las Letras Asturianas 2011. A estas publicaciones hemos de sumar una original obra narrativa: El cuaderno griego (Universos, 2008).

Activista cultural y literaria, es coordinadora de diversos talleres literarios, como los talleres de poesía de Sinjania o los realizados para la Universidad de Oviedo y otros centros educativos.  Ha colaborado y desarrollado varios proyectos con los que ha llevado la literatura al ámbito musical, como los encuentros “Palabra y Jazz”, participaciones en Spoken Word, o espectáculos como La tortuga y otros cuentos. Colabora en diversas revistas literarias, como la ya desaparecida Pretexto, Fábula, Luzdegás,Trasversales, Magenta (Perú), Clarín y otros medios como el diario La Nueva España y Oviedo Diario. Sus textos han sido traducidos al inglés y publicados en revistas como Pembrouk Magazine y Dublín Poetry Review.

 

1.  Proponga un menú literario: entrada, plato principal y postre.

De entrada colocaría algún libro de relatos de Julio Cortázar, para abrir apetito. Como plato principal algo más contundente, el plato principal por excelencia para mí será siempre El extranjero de Camus, pero también podríamos encontrar un plato principal en lecturas como El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl o Matar a Platón de Chantall Maillard, Para el postre elegiría algún tipo de ensayo como Escribir de Marguerite Duras, un buen libro de poemas como Las pruebas del delito, de Silvia Ugidos o un postre largo en el que deleitarse como El libro del desasosiego de Pessoa.

Menú: Cortázar, Camus, Pessoa.

2.  ¿Cuál ha sido el último libro que ha sacado en préstamo de una biblioteca?

El imitador de voces, de Thomas Bernhard, libro y autor a los que vuelvo de forma regular.

3.  ¿Qué escena literaria le viene en este momento a la mente?

Tengo dos imágenes muy presentes, una la de la niña/mujer de El amante de Marguerite Duras, con su sombrero y sus labios rojos, y otra la de Gregor Samsa transformado en un enorme insecto. Recuerdo perfectamente la primera vez que vi esa imagen a través de las palabras que leía y cómo ésta se ha mantenido intacta en mi memoria.

Escena: niña/mujer de El amante de M. Duras.

4.  ¿Se ha enamorado de algún personaje literario?

No. De los personajes no, sí de algunas historias (quién no ha deseado vivir dentro de algún cuento de Cortázar o de Rayuela), y de algunos momentos concretos, pasajes de algunos libros (“Le dijo que era como antes, que todavía la amaba, que nunca podría dejar de amarla, que la amaría hasta la muerte”; El amante, M. Duras.

5.  Sugiera una tríada de poetas.

Valente, Juan Ramón Jiménez y Lorca. Muy difícil elegir sólo tres nombres, cada poeta es necesario o imprescindible a veces por un sólo poema escrito, cada poema y poeta abre una nueva vía, un nuevo camino.

6.  ¿Cuál ha sido la Biblioteca de su vida?

Sin duda la Biblioteca del Fontán de Oviedo.

7.  ¿Con qué libro despertaría el amor a la lectura en un adolescente?

Con cualquier libro no impuesto, uno que elija libremente o que encuentre por azar en una biblioteca. El adolescente tiene que descubrir la lectura y descubrirse en ella pero con las indicaciones justas, ellos deben elaborar su propio camino de lectura al igual que su propia identidad.

8.  Cite tres novelistas a seguir por cualquier lector.

Italo Calvino, Truman Capote y Kafka. A los que añadiría en relato Flannery O’ Connor y Carver. Y en un capítulo aparte, Rayuela, de Julio Cortázar a modo de unicornio literario.

9.  Proponga una medida a favor de la difusión de la lectura.

Talleres de fomento de la lectura y la creatividad en centros educativos como asignatura o complemento.

10. ¿Quiénes son sus compositores o músicos favoritos?

Amplia lista, me temo: Leonard Cohen, Tom Waits, PJ Harvey, Jhonny Cash… Me gusta mucho la música por lo que la lista es interminable, y bastante heterogénea, me gusta el jazz, el rock, el blues…a veces utilizo mi blog más como archivo o cuaderno de bitácora musical que narrativo.

11. ¿Alguna lectura ha marcado especialmente su vida?

Aunque me repita una y otra vez, el libro que cambio mi vida fue El Amante de Marguerite Duras, libro que leí a los quince años y con el que descubrí otro modo de narrar, leer, escribir y modo de enfrentarse a la lectura.

12. ¿A qué autor rescataría del olvido?

Emilio Prados y Fernando de Herrera.

13.  Seguro que podría recomendarnos la visión de al menos tres películas.

Difícil de nuevo elegir tres nombres tan sólo… Me quedo con La chica del puente de Patrice Leconte, Los amantes de Pont Neuf de Leox Carax y Deseando amar de Wong Kar Wai.

14. ¿Qué poema interpreta sus sentimientos?

Cualquier poema en el que encuentre respuesta o me reconozca en ese momento, un poema o verso por tanto por cada momento exacto, sentimiento, pensamiento o lugar. Un poema que sepa leerme y no al contrario.

“Si crees que puedes agarrarme, piensa otra vez:
mi historia fluye en más de más de una dirección
un delta que surge del cauce
con sus cinco dedos extendidos”
Delta. Adrienne Rich. Poemas 1963-2002 (ed. Renacimiento)

En mis propias palabras o poema: “Si me rescatas/ del frío/ prometo abandonar/ el invierno/ para siempre”. Editorial Amargord. Breve testimonio de una mirada

15. ¿Cuáles son sus nombres favoritos?

No sabría responder a esta pregunta, tengo una extraña relación con los nombres, me parecería algo imposible tener que elegir los nombres de un niño o una niña puesto que siento que el nombre no encaja con quien lo habita, es como si un nombre fuese demasiado pequeño o inexacto para definir en cierto modo toda nuestra complejidad. Tendría que elegir por tanto una larga lista de nombres con diversos significados. Más que nombres elegiría palabras, palabras que me gustan como: resiliencia, instinto, escribir… Palabras que llevo tatuadas quizá por la necesidad de recordarme o reconocerme en ellas.

Si tuviera que elegir, elegiría mi propio nombre, que admite vuelta y vuelta: Ana

16. ¿A qué lugar salido de la imaginación de un autor le gustaría trasladarse?

Los lugares que más me han impactado emocionalmente en diversas lecturas no son lugares  demasiado agradables, me gusta la reflexión que provoca de forma inmediata la descripción de esas atmósferas y escenarios pero como punto de reflexión, no vida (la ciudad “comehombres” que describe Bernhard por ejemplo). No sería mal lugar sin embargo habitar el cuento de Cortázar cuyo título no recuerdo en el que una pareja vive su relación a través de sus encuentros fortuitos en la ciudad.

Lugar: un cuento de Cortázar

17. Sus artistas más admirados son…

En fotografía, Alberto García Alix, por la sincronía en mirada y forma de ver el mundo y por la valentía de su trabajo, lo que provoca también en quien observa, en pintura Egon Shiele, Frida Kahlo, Antonio Suarez, cuya obra he admirado desde niña y Miguel Galano, que describe y narra el paisaje de mi infancia.

18.  El último libro que ha comprado ha sido…

Desobediencia civil de Thoreau, lo había leído, comprado y perdido, así que necesitaba tenerlo cerca de nuevo, libro importante, reflexión importante.

19. ¿Puede el e-book reemplazar al formato clásico?

Imposible. Se puede encontrar cierto equilibrio entre ambos, coexistir pero reemplazar al formato clásico, imposible, su textura, su olor…

20. ¿Podría decirnos cómo ordena su biblioteca personal?

Por necesidad de cercanía física con el libro. De la siguiente manera: libros de cabecera (libros que necesito tener cerca o a los que vuelvo con cierta frecuencia) y lecturas pendientes serían los más cercanos físicamente, en otro armario estarían los libros ya leídos (a su vez divididos en los que necesito de algún modo más cerca y otros que exigen menos cercanía física, digamos) y lecturas aplazadas por falta de tiempo. Mi propio orden en el caos o caos en el orden, lo cual me conduce a otra película que añadir a la lista anterior: Caótica Ana, de Julio Medem.

21. ¿Dónde desearía vivir?

Deseos contradictorios, por un lado una casa cerca del mar, por otro, París. Quizá el estado ideal sería la conjunción de ambos.

22. ¿A qué persona viva admira?

A todas aquellas personas que ahora mismo sufren y sin embargo se levantan y caminan de nuevo. Todos y todas esas heroínas y héroes de la vida cotidiana que han sido capaces de sobrevivir a los golpes de la vida.

23.  A su juicio ¿cuál es la mejor obra literaria adaptada por el cine?

Soy incapaz de comparar el libro o la palabra con su reflejo en la pantalla. Son como dos mundos distintos que no puedo vincular, la adaptación al cine de una obra para mí es otro libro, otra visión, otro mundo.

24. ¿Qué está leyendo actualmente?

La reedición de Un cuarto propio de Virginia Woolf y Ascensiones de la excepcional mujer, escaladora y alpinista, Catherine Destivelle.

25. ¿Para qué sirve la lectura?

La lectura al igual que la escritura es búsqueda, conocimiento y comunicación. Por tanto la lectura sirve como herramienta de comprensión y superación también, como modo de conocernos y conocer al otro, como indagación, reflexión, aprendizaje y principalmente guía y medio de supervivencia.

 

Al xeito del tambor

Ana Vega

Trabe

72 páxs.

///

Violín, gaita, tambor: os sois da tierra d’úa, a que nun se quer perder y guarda pra sempre el acordanza da nena que foi y medróu cuas notas sentimentales d’esos instrumentos. Al xeito del tambor é un poemario –el primeiro y en gallego-asturiano– d’úa autora xa conocida polos sous escritos en castellano, distintos y diversos.
Apegaos á terra, á infancia, os poemas d’Ana Vega falan d’exilio y de reconocemento, d’amor por úa xente y úa terra que guarda con ella a música que la esplica en versos con clara vocación de permanencia.

 

(22 de mayo de 2013)

(Fotografías de María Jesús Flórez)

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias