Cincoxcinco= Hilario Barrero


Hilario Barrero (Toledo, 1946). Desde 1978 vive en Nueva York. Enseñó español en la Universidad de Princeton. Es Profesor Emérito de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). En paralelo a su labor académica, Hilario Barrero ha ido construyendo una extensa obra literaria que conjuga diversos géneros. Poesía: Siete sonetos (1976), In tempore belli (1999), Agua y humo (2010), Libro de familia (2011), Educación nocturna (2017), Blending (2018). Narrativa: Un cierto olor a azufre (2009). Diario: Las estaciones del día (2003), De amores y temores (2005), Días de Brooklyn (2007), Dirección Brooklyn (2009), Brooklyn en blanco y negro (2011), Nueva York a diario (2013), Diarios 2012-2013 (2015). Traducción: De otra manera, de Jane Kenyon (2007), Delicias y sombras, de Ted Kooser (2009), El amante de Italia, de Henry James (2009), Lengua de madera. Antología de poesía breve en inglés (2011), La esperanza es una cosa con alas, de Emily Dickinson (2017), Luces y sombras y otros poemas de Nueva York, de Sara Teasdale (2018). A quien pueda interesar. Antología de poesía en inglés (2018). Dirige la revista Cuadernos de Humo.

1. Proponga un menú literario: entrada, plato principal y postre.

Un “rasgo intencionado”, es decir, una humorada, como las definió Campoamor. Por ejemplo esta:

El amor es un himno permanente
que, después que enmudece el que lo canta
otra nueva garganta
lo vuelve a repetir eternamente.

El capitulo VIII de Don Quijote “Del buen suceso que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación” y el soneto de Quevedo: “Cerrar podrá mis ojos la postrera…”

2. ¿Cuál ha sido el último libro que ha sacado en préstamo de una biblioteca?

Las Bibliotecas de mi vida han sido tres: la de Toledo de mi juventud, que estaba en un edificio de portada plateresca (Hospital de la Santa Cruz) y en donde había en invierno una estufa a leña… , la de la Universidad de Princeton y la Pública de Nueva York, ambas con fondos sobre Urabayen y escritores afines, que fue el tema de mi tesis doctoral

We the animals, de Justin Torres.

3. ¿Qué escena literaria le viene en este momento a la mente?

La de Madame Bovary cuando va a la ópera.

4. ¿Se ha enamorado de algún personaje literario?

Doña Lupe la de los pavos.

5. Sugiera una tríada de poetas.

Jane Kenyon, Cernuda, Jack Gilbert

6. ¿Cuál ha sido la (o las) Biblioteca de su vida?

Tres: la de Toledo de mi juventud, que estaba en un edificio de portada plateresca (Hospital de la Santa Cruz) y en donde había en invierno una estufa a leña… , la de la Universidad de Princeton y la Pública de Nueva York, ambas con fondos sobre Urabayen y escritores afines, que fue el tema de mi tesis doctoral.

7. ¿Con qué libro despertaría el amor a la lectura en un adolescente?

El Lazarillo de Tormes.

8. Cite tres novelistas a seguir por cualquier lector.

Una medida a favor de la difusión de la lectura: que se haga más asequible a los jóvenes en los medios que estos utilizan

Dickens, Galdós, Throllope.

9. Proponga una medida a favor de la difusión de la lectura.

Que se hagan más asequibles a los jóvenes en los medios que estos utilizan.

10. ¿Quiénes son sus compositores o músicos favoritos?

Una lista interminable: Los “primitivos”: des Prez, Browne, Palestrina, di Lasso. Y dios Bach, Y Mahler, Haynd, Schubert, Mozart, Wagner, Avo Part…

11. ¿Alguna lectura ha marcado especialmente su vida?

El libro de buen amor.

12. ¿A qué autor rescataría del olvido?

Félix Urabayen, se está intentando.

13. Seguro que podría recomendarnos la visión de al menos tres películas.

Roma, Querelle, Asesinato en el Orient Express.

14. ¿Qué poema interpreta sus sentimientos?

Lo dice Emily Dickinson: “If I read a book and it makes my whole body so cold no fire can ever warm me, I know that is poetry”. Si leo un libro y siento mi cuerpo tan frío que no hay fuego que jamás pueda calentarme, sé que es poesía.

15. ¿Cómo ve el panorama editorial asturiano?

¡Excelente! Parte de mi obra está publicada en Asturias. (Llibros del Pexe e Impronta). Hay editoriales con un fondo envidiable y revistas, algunas con solera como Clarín, imprescindibles.

16. ¿A qué lugar salido de la imaginación de un autor le gustaría trasladarse?

Macondo y la Ávila de La gloria de don Ramiro, de Enrique Larreta.

17. Sus artistas más admirados son… (referido a pintores, escultores, fotógrafos, arquitectos… etc.)

El Greco, Rodin, Ansel Adams, Frank Gehry.

18. El último libro que ha comprado ha sido…

La lectura sirve para ser feliz, para tenerlo todo, para construirte un mundo, para triunfar 

Theft By Finding, Diaries 1977-2002, de David Sedaris,

19. ¿Puede el e-book reemplazar al formato clásico?

Los dos pueden llevar una coexistencia amistosa. Cada uno cumple una función diferente.

20. ¿Podría decirnos cómo ordena su biblioteca personal?

Hay libros por todas partes. Están desordenados por idioma, temas, autores. Hay una estantería con los “incunables”. Desde un precioso volumen del XVII al último libro de Margarit dedicado, pasando por primeras ediciones y un “Don Juan”, de Azorín, de la colección Austral, firmado por el autor y dedicado a HB, que una vez ganó 300 pesetas en un Premio de cuentos, cuando tenia 12 años, y se lo gastó en libros.

21. ¿Dónde desearía vivir?

En Asturias.

22. ¿A qué persona viva admira?

A muchas, concretamente a los buenos, y aquí podemos citar, de nuevo, a Campoamor: “Me suelo preguntar de dudas lleno / ¿son mejores los buenos o los justos? / y la elección va en gustos / yo doy todos los justos por un bueno”.

23. A su juicio ¿cuál es la mejor obra literaria adaptada por el cine?

Ana Karenina, con Greta Garbo.

24. ¿Qué está leyendo actualmente?

Para tener casa hay que ganar una guerra, de Joan Margarit y Exit Ghost de Philip Roth.

25. ¿Para qué sirve la lectura?

Para ser feliz, para tenerlo todo, para construirte un mundo, para triunfar.

 

Prospect Park

Hilario barrero 

Renacimiento

248 págs.

///

Buena parte del atractivo de los diarios de Hilario Barrero tiene que ver con el escenario en que transcurre la vida cotidiana del autor, Brooklyn, ese distrito de Nueva York que es un mundo en sí mismo, o mejor, una colección de mundos. Y nadie como el poeta, traductor y fotógrafo Hilario Barrero para hacernos de guía en todos ellos. Brooklyn es el punto de partida y de llegada del continuo ir y venir de su autor. Son los suyos viajes en el espacio y en el tiempo, al Toledo de su infancia y a la España de hoy, a la música y a la literatura, al amor constante y al incansable ejercicio de la amistad. Hilario Barrero es un minucioso notario del sucederse de las estaciones, del tiempo que ni vuelve ni tropieza, de la inagotable variedad de gentes con las que se cruza cada día en esa ciudad que está en el imaginario de todos, pero que él sabe mostrar con otra luz. Stendhal lo dijo de la novela, pero vale quizá mejor para el diario, ese espejo a lo largo de un camino. Y en Hilario Barrero todos los caminos llevan al asombro y a la melancolía como en Brooklyn todos los caminos llevan a Prospect Park. Hilario Barrero es un caminante con los ojos muy abiertos hacia dentro y hacia fuera. Nada escapa a su curiosidad y por eso nunca deja de sorprendernos y nunca nos cansamos de leerle ( José Luis García Martín)

(22 de abril de 2019)

 

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias