Ferdinando el toro

Ferdinando el toro

Munro Leaf / il. Werner Klemke

Lóguez

///

Vivía una vez en España un toro joven llamado Ferdinando. Los demás toros pasaban el tiempo jugando y dándose topetazos. Ferdinando no. Ferdinando prefería estar tumbado entre las flores a la sombra de una encina. La preocupación inicial de su madre dio paso a la aceptación de las peculiaridades de su hijo, al que indiscutiblemente veía feliz. Ferdinando siguió creciendo y mientras sus compañeros se iban haciendo más fieros y ansiaban participar en las corridas, él seguía tumbado oliendo flores. Un día aparecieron varios hombres a escoger al toro más fuerte. Ferdinando obviamente no tenía ningún interés en ello y fue a tumbarse como acostumbraba a la sombra de una encina. Una abeja situada estratégicamente sería la culpable de que su destino cambiase y se viese enfrentado a una corrida de toros. ¿Cómo creéis que respondió Ferdinando?

El texto de Ferdinando el toro, escrito por Munro Leaf en 1936 (según se dice en menos de una hora), no ha perdido ninguna de sus características: belleza, ingenuidad, contenido, alegría… A la manera de un cuento clásico vamos introduciéndonos en la historia de este torito peculiar, disfrutando con él en el campo y preocupándonos por su aventura como toro de lidia; y también a la manera clásica nos encontramos con un final feliz. Todo un mensaje de pacifismo y exaltación de la individualidad. Es considerado asimismo un homenaje a la resistencia pasiva y al antibelicismo. Precisamente por ese contenido el libro sufrió múltiples avatares: fue prohibido en España y quemado en la Alemania de Hitler por considerarlo propaganda antinazi. La historia fue adaptada en un corto de dibujos animados de Walt Disney (Ferdinand the Bull) que ganó el Oscar al mejor cortometraje de animación en 1938. Fue publicado en plena Guerra Civil Española como una bella aportación a la causa de la paz y curiosamente apareció al mismo tiempo que Ernest Hemingway ensalzaba las corridas de toros en su novelas. Tiene más de 60 traducciones y nunca ha estado fuera de imprenta. Gandhi lo proclamó su libro favorito y fue seleccionado por la Internationale Jugend Bibliothek como uno de los 10 libros clásicos a favor de la paz y la tolerancia. Ha inspirado además a músicos e influido en películas.

En la edición original las ilustraciones eran de Robert Lawson, amigo de Munro. En realidad el cuento fue escrito para él, para que se divirtiera ilustrándolo, pues se quejaba de que tenía que ajustarse a las ideas de los editores. Eran en blanco y negro y aparecían en páginas intercaladas. Las ilustraciones de esta edición son muy posteriores (1966) y su autor, Werner Klemke, recibió por ellas el Premio Manzana de Oro de la Bienal de Bratislava. Son ceras con colores básicos (rojos, verdes, azules…) que hacen un dúo perfecto con el texto y que reflejan tanto el campo como los personajes del mundo del toreo de forma colorista e ingenua. También se resaltan las palabras importantes con color, aumento de la tipografía o con subrayado para incidir en su contenido. La edición de Lóguez es de 1987 y ya va por la 5ª edición.

La historia de Ferdinando fue editada en asturiano en 1986 por la Academia de la Llingua Asturiana con el título La hestoria del xatu Fernando.Curiosamente las ilustraciones en este caso son las originales de Robert Lawson.

Aunque el libro haya sido publicado hace más de 70 años mantiene vivo íntegramente su interés y su mensaje de libertad, tolerancia y exaltación de la diferencia y choca especialmente por lo revolucionario que fue dada la época en que fue escrito. En resumen nos encontramos ante un verdadero clásico infantil que sin duda deleitará (y sorprenderá) a niños y adultos.

 

Munro Leaf (Hamilton, Mariland, 1905-1976). Se graduó en la Universidad de Maryland en 1927 y en la de Harvard con un máster en literatura inglesa en 1931. Fue profesor y trabajo como editor. Autor de literatura infantil, escribió e ilustró cerca de cuarenta libros durante sus cuarenta años de carrera pero ninguno con el éxito de Ferdinando el toro. Su segundo libro más popular fue Manners can be fun.

 

 

 

Werner Klemke (Berlin, 1917-1994) Destacado ilustrador, escritor, diseñador gráfico, litógrafo, tipógrafo y profesor en la RDA. En 1961 por sus logros artísticos pasó a ser miembro de pleno derecho de la Academia de las Artes de la RDA. Su obra es muy extensa. Solo en el campo del diseño incluye más de 800 títulos. Su trabajo ha sido ampliamente utilizado para libros de niños y destaca también su ilustración de clásicos de la literatura universal como El Decamerón.

 

 

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias