José Ángel Gayol

José Ángel Gayol (Mieres del Camín, 1977) ye escritor y críticu lliterariu d’amplia formación y inquietúes varies. Poeta de voz propia (Los poemes del oriental, 2013; El llibru de les coses misterioses, 2013; Los suaños y los díes, 2014; y Una selmana y otros díes, 2015), mostróse como ensayista amenu y arteru en Vértigu. L’atracción del abismu na sociedá contemporánea (2016), col qu’algamó’l Premiu «Máximo Fuertes Acevedo» d’Ensayu 2015; Exercicios d’asturianu (2016), recopilación de testos a mediu camín ente l’artículu lliterariu y d’opinión, y l’espléndidu y novedosu El silenciu invisible (2020), Premiu «Máximo Fuertes Acevedo» d’Ensayu 2019. Avezáu escritor con alma d’ensayista, tien escritu’l diariu En primera persona (2019), nel que s’amuesa como agudu observador y rexistrador de la realidá al empar qu’indagador de la verdá. Como narrador diose a conocer cola guapa novela Argonautes (2007), a la que siguió La xeometría secreta del azar (2020). Nel 2021 ganó’l Premiu de Novela «Xosefa Xovellanos» cola obra La cafiante muerte de Nicolai Bostov.

1. Proponga un menú lliterariu: entrada, platu principal y postre.

Empezaría con tres entrantes diversos, líxeros y fondos al empar, pero excelentes a tolos niveles: La conxura de los necios, de John Kennedy Toole, La sombra sobre Insmouth, de H. P. Lovecraft, y un cuentu de Chejov. Pa platu principal escueyo una novela maraviyosa: El Monte Máxicu, de Thomas Mann. Pal postre prefiero dalgo dixestivo y revitalizante: cualquier novela de P. G. Wodehouse.

2. ¿Cuál foi l’últimu llibru que sacó n’empréstamu d’una biblioteca?

La trama oculta, una antoloxía de cuentos de José María Merino.

3. ¿Qué escena lliteraria-y vien nesti momentu a la mente?

Jaime Febrer na engarradiella final pol amor de Margalida “Flor d’almendral”, na novela de títulu penosu llamada Los muertos mandan, de Vicente Blasco Ibañez.

4. ¿Namoróse de dalgún personaxe lliterariu?

Home, namorase lo que se diz namorase… Habría que fumar o esnifar dalguna sustancia estupefaciente p’aportar a esi nivel. Metafóricamente, de Margalida “Flor d’almendral”.

5. Suxera una tríada de poetes.

Antonio Machado, Walt Whitman, Erik Lindegren

6. ¿Cuála foi la (o les) Biblioteca de la so vida?

La biblioteca de la mio vida foi la biblioteca de Mieres, enantes de que la remocicaran. Los suelos yeren de madera, y al caminar chascaben les tables. El silenciu respetuosu de la llectura tenía, pamidea, un acompañamientu perfectu nesa música de pasos tímidos

La biblioteca de Mieres, enantes de que la remocicaran. Los suelos yeren de madera, y al caminar chascaben les tables. El silenciu respetuosu de la llectura tenía, pamidea, un acompañamientu perfectu nesa música de pasos tímidos. Foi una pena que quitaran esi suelu. Aínda sueño a vegaes cola biblioteca, entrando de frente, les escaleres, les puertes de cristal, la mesa de les bibliotecaries namás terminar les escaleres, la sección infantil a la manzorga y la d’adultos, onde entraba a escondidielles, tamién a la manzorga, al llau de la sala infantil y xuvenil. A la mandrecha abríase la sección de consulta y estudiu. Guapísima.

7. ¿Con qué llibru espertaría l’amor a la llectura nun adolescente?

Nel mio casu, Venti mil llegües de viaxe submarín, de Julio Verne (asina, col nome castellanizáu).

8. Cite trés novelistes pa siguir por cualquier llector.

Amelie Nothomb, Richard Ford, Jean Echenoz.

9. Proponga una midida a favor de la difusión de la llectura.

Sustituir por llei los programes del corazón por tertulies lliteraries ensin babayos.

10. ¿Quién son los sos compositores o músicos favoritos?

Pachevel, Dvorak, Sivelius, Chaikovski, Borodín, Rimski-Korsakov… Y nesti sieglu pasáu o entrando yá nel qu’andamos: Elvis Presley, Bruce Springsteen, Franco Battiato, The Corrs, James Blunt, Dido, Tracy Chapman, Adele, Twenty One Pilots… Salvo casos contaos, soi más de canciones que de músicos.

11. ¿Dalguna llectura marcó especialmente la so vida?

Una midida a favor de la difusión de la llectura: sustituir por llei los programes del corazón por tertulies lliteraries ensin babayos

Dende llueu, Julio Verne espertó l’amor seriu pola llectura. Pero Pío Baroja foi quien m’abrió les puertes a la lliteratura pa siempre. Quizás Cien años de soledad fizo que pensara n’escribir como oficiu. Curiosamente, nunca nun me gustó demasiao’l realismu máxicu.

12. ¿A qué autor rescataría del escaecimientu?

A Colette y a Emmanuel Bove.

13. De xuru que podría aconseyanos la visión de polo menos trés películes.

¡Qué bello es vivir!, La jungla de cristal, Reservoir Dogs. Pero podría dicir munches más: el cine y la lliteratura son les dos grandes pasiones míes. Ensin dulda, faltaríame Casablanca, El sueño eterno, ET, Terminator y Terminator 2, Regreso al futuro, Rocky, Gladiator, Acorralado, Blade Runner

14. ¿Qué poema interpreta los sos sentimientos?

Cualquiera de León Felipe, según el momentu.

15. ¿Cómo ve’l panorama editorial asturianu?

El panorama editorial asturianu ta faltu de dellos proyectos sintomáticos d’una lliteratura normalizada, pero non de bonos y bones editores

Véolu bien, con variedá d’editoriales d’altor. Seique faltaríen periódicos o revistes, más qu’editoriales. El panorama editorial ta faltu de dellos proyectos sintomáticos d’una lliteratura normalizada, pero non de bonos y bones editores.

16. ¿A qué sitiu salíu de la imaxinación d’un autor-y prestaría treslladase?

Al universu y a la carne de Robinette Broadhead, el protagonista de los llibros de la saga Pórtico, de Frederik Pohl.

17. Los sos artistes más almiraos son…(referío a pintores, escultores, fotógrafos, arquitectos… etc.)

Los pintores románticos del XIX, en particular Caspar David Friedrich.

18. L’últimu llibru que mercó foi…

Los extraños, de Jon Bilbao.

19. ¿Pue l’e-book reemplazar el formatu clásicu?

Dúldolo muncho. Convivir, sí. De fechu, la gran mayoría de llibros que lleo ye con un ereader. Pero son llibros técnicos o profesionales, pa trabayar con ellos. Pa lleer lliteratura, quiero papel.

20. ¿Podría dicinos cómo ordena la so biblioteca personal?

Como pueo… Según merco llibros métolos en caxes de cartón y voi asitiándolos nos estantes a midida que los lleo. Un sección d’ensayu colo llibros acuriosaos n’orde alfabéticu por autor. Otra sección de narrativa según el mesmu criteriu. Y la última sección pa poesía y teatru. Últimamente, tomé’l propósitu de lleer más llibros de los que merco, reducir la biblioteca y tener más sitiu pa llibros futuros. Voi cumpliendo.

21. ¿Ónde quedría vivir?

En munchos llugares, pero tocóme Asturies.

22. ¿A qué persona viva almira?

La llectura val pa comprender el mundu, pa comprendese, pa escapar del mundu, pa escapar de la vida, propia y ayena… Si llees con criteriu, pa ser meyor persona

A los mios fíos, Claudia y Martín. Tienen seis años y yá son bones persones. Pero lo que más almiro ye que caldía intenten ser meyores persones aínda. Cuido que los adultos tendríemos qu’abrazar el mesmu enfotu.

23. Al so paecer, ¿cuála ye la meyor obra lliteraria adaptada pol cine?

El Quixote, quiciás. En realidá tas preguntándome pola meyor obra de la lliteratura universal, y esa pregunta implica una respuesta difícil. Pero si me preguntaras pola meyor película qu’adapte una obra lliteraria, respondería El Padrino.

24. ¿Qué ta lleendo actualmente?

Normalmente, lleo varios llibros al empar y voi encadenando’l final d’unos col empiezu d’otros. Terminé hai poco una novela de T. C. Boyle (Una libertad luminosa) sobre’l descubrimientu y esperimentación posterior del LSD, Los extraños, del mio amigu Jon Bilbao, una novela de zombis (El alzamiento, de Brian Keene), y una antoloxía de rellatos de José María Merino (La trama oculta). Agora toi lleendo los Cuentos del oeste, de Bret Harte, un ensayu sobre inversión en dividendos (The Ultimate Dividend Playbook, de Josh Peters), un ensayu sobre la hiperinflación na Alemaña de los años 1922 y 1923 (Cuando muere el dinero: El derrumbamiento de la República de Weimar, d’Adam Fergusson), El arte de prudencia de Gracián (que lleo de contino), ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?, d’Alan F. Chalmers, un ensayu adictivu y claru sobre filosofía de la ciencia, y acabo entamar un ensayu históricu qu’esplica nel títulu de qué va: 1688. La primera revolución moderna, de Steve Pincus.

25. ¿Pa qué val la llectura?

Pa comprender el mundu, pa comprendese, pa escapar del mundu, pa escapar de la vida, propia y ayena… Si llees con criteriu, pa ser meyor persona.

 

 

Los cuerpos celestes

José Ángel Gayol

Trabe

Los cuerpos celestes recueye diez cuentos de distintes factures nos que predomina’l reflexu d’un modelu d’escritura realista. Vides anónimes nes que la rutina apodera con too hasta que daqué inesperao pasa franciendo la cotidianidá d’unos personaxes siempres en movimientu. Esi rompimientu val-y al narrador p’abrir la posibilidá de la introspección y l’autoanálisis y amuesa lo que de ficción hai nes rellaciones humanes. Con un ritmu narrativu bien lleváu y un llinguaxe claru, tresparente y certeru, l’autor fai un retratu individual y colectivu d’una sociedá desnortiada y a la busca d’una felicidá qu’igual nin tan siquiera existe.

 

 

 

 

 

 

 

(30 de payares 2021)

 

 

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias