Rutas literarias. Mieres: “El palacio azul de los ingenieros belgas”, de Fulgencio Argüelles | Biblioasturias
Rutas literarias. Mieres: “El palacio azul de los ingenieros belgas”, de Fulgencio Argüelles

La mirada del escritor Fulgencio Argüelles se sirve de los ojos de Nalo, un aprendiz de jardinero que ha conseguido evadirse de un trabajo en la mina al que parecía abocado y que observa el mundo que le rodea empeñado en buscar y alcanzar la sabiduría, para reflejar un momento clave en la historia de Asturias que abarca los años previos y posteriores a la revolución del 34. De su mano descubren el lector y el paseante lugares que han servido de referencia al autor para su creación.

 

Más de medio centenar de lectores recorrieron el pasado Día del Libro, junto a Fulgencio Argüelles algunos de los paisajes que retrata en su novela El palacio azul de los ingenieros belgas. Esta ruta literaria reprodujo el viaje interior de su protagonista, un joven Nalo que debe realizar sus propios descubrimientos en una época histórica convulsa y cambiante.

La primera parada de esta ruta se realizó en el Pozo San Nicolás, en Ablaña, donde Argüelles leyó unos pasajes de su novela que guardan relación con esta emblemática mina asturiana:

Recuerdo algunas cosas de mi padre de forma dispersa, aunque no muchas. Trabajaba como entibador en las minas de carbón y era grande, muy grande, y tenía la voz bronca y rotunda, y le chorreaba el sudor por las sienes y por los costados de la nariz y siempre estaba sediento. La tarde de su muerte la conservo aún nítida en la memoria…

 

La tumba de Numa Gulhou, empresario de origen francés y figura clave en la revolución industrial que vivió la cuenca del Caudal, fue el siguiente telón de fondo para las palabras de Fulgencio Argüelles: “…desde la nada o desde la modestia de vivir junto a los demás como unas rosas viven junto a las otras en el mismo rosal, sabiendo que son perecederas y sin ningún remordimiento de eternidad”. A las que siguieron la descripción del palacio azul que da título al libro, el Chalet de Figaredo, hoy la sede del Centro de Cooperación y Desarrollo Territorial de la Universidad de Oviedo (CeCodet):

Y llegó la primavera al jardín del palacio azul antes que a ningún otro lugar del pueblo. Lo hizo a eso del mediodía, cuando el señor Eneka descansaba sobre el poyo del invernadero liándose un cigarro y yo afilaba las tijeras de podar. Todo estaba cubierto de un silencio y una soledad de cementerio. Entonces una nube se desplazó, apareció el sol y llegó la primavera. El señor Eneka fue quien primero se dio cuenta, algo normal porque él tenía mucha experiencia y había visto llegar muchas primaveras…”

 

La siguiente parada se llevó a cabo en el poblado minero de Bustiello, donde la lectura elegida retrató el abismo social que separaba a los propietarios de los bellos palacios de los obreros sobre quienes ejercían su autoridad y de los que, en realidad, también se sentían dueños absolutos. No sólo diseñaban sus casas, sus trabajos y hasta su salud, sino también sus vidas:

“…y así los señores poderosos iban haciendo de la hipocresía una virtud y los asalariados convertían sus iniciativas en agradecimiento…”.

La ruta diseñada por la Biblioteca de Mieres se cerró con la visita al pueblo de Cenera, en el que Fulgencio Argüelles pasó sus años de infancia y juventud, y en el que reside actualmente tras unos años alejado de la región. Allí se leyeron los últimos pasajes de una obra que obtuvo el Premio Café Gijón de Novela en el año 2003 por su más que notable calidad literaria y por el excepcional retrato que ofrece de una época clave en la historia de Asturias y de España:

“…esas luchas enterradas de las raíces eran el sustento de la vida del árbol y representaban las revoluciones ocultas de quienes reclamaban la luz y aspiraban a formar parte del tronco… y eran los follajes como los sueños que duraban únicamente un verano.”

 

La Red de Bibliotecas de Mieres ha creado una original ruta literaria que ha trascendido los objetivos iniciales de esta actividad, insertándose en el territorio y pasando a formar parte de las rutas turísticas de la montaña central asturiana tras la edición de un folleto que se encuentra disponible en las oficinas de turismo y en las propias bibliotecas. Una singular invitación a la lectura de la novela y a la visita del concejo.

 

(Publicado en Biblioasturias18)

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias