Microrelatos ganadores del IV Concurso ‘Ciudad de Oviedo’ | Biblioasturias
Microrelatos ganadores del IV Concurso ‘Ciudad de Oviedo’

Tras la entrega de premios celebrada este pasado 23 de abril, Día Internacional del Libro, la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Asturias acaba de dar a conocer los relatos ganadores del IV Concurso de Microrelatos Ciudad de Oviedo, agradeciendo a su vez la importante participación en el certamen, que en esta edición ha recibido 388 microrrelatos procedentes de todos los lugares de España.

El jurado ha querido resaltar  la calidad y originalidad de todos los relatos recibidos y ha seleccionado quince relatos finalistas de los cuales han resultado ganador el relato Desamor de Paula Colmenares León de dieciséis años y residente en Madrid y como finalista y segundo premio el relato La travesía de Yose Álvares-Mesa, residente en Avilés.

 

PRIMER PREMIO

Desamor / Paula Colmenares León

Hasta el día en el que perdí el brazo derecho no me di cuenta de que llevaba tiempo siendo zurdo. Se me olvidó escribirte con la mano derecha, me volví torpe al rescatar con la cuchara las letras de la sopa en tus ojos sin que se me cayeran, y ya no las pude saborear, quedaron desordenadas al fondo de las cartas que te había dejado de mandar. Fui mucho tiempo diestro en quererte… pero tienes que entenderlo, y ojalá no hubiera pasado, del amor que antes sentía me quedé manco.

 

SEGUNDO PREMIO

La Travesía (Helter Skelter)  / Yose Álvarez-Mesa

Salió de casa con el latido expuesto al abandono. Los bolsillos vacíos, las esperanzas llenas. Caminó por la senda de los inadaptados hasta llegar al mar. Allí subió al cayuco de los negros pronósticos. En sus ojos había una mezcla de ilusión y temor que intentó camuflar con la determinación impuesta por la necesidad. Vio alejarse la costa y un nudo le atenazó el estómago. Shaira iba en su memoria abrigándole las expectativas, llenándole el estómago con el torrente de sus últimas palabras: vuelve pronto a buscarme.

La larga noche se le hizo eterna de pensamientos y ansiedades, y al despuntar el alba una nueva costa apareció ante él. Entonces un golpe de mar le volcó del futuro perfecto que casi había rozado con las puntas de sus botas. Sucumbió al océano.

Otros artículos en esta sección...

Compartir

Sobre el autor

Red de Bibliotecas Públicas del Pdo. de Asturias